samuley (ex_samuley485) wrote in stillhungryrpg,
samuley
ex_samuley485
stillhungryrpg

Heridas abiertas

Si no fuera por la gran amistad que todavía mantenían la madre de Leah y la de él, la relación entre ellos dos (Leah y él), de seguro estaría al borde del colapso, o quizás ya lo esté. Además de la licantropía, claro, que no ayudaba pero para nada. Le era tan doloroso saber lo enojada que estaba ella con él, y no nada más saberlo ¡sino sentirlo en ella! ¡ARGH! Era angustiante tener que leerlo y vivirlo, por decirlo así, a través de sus ojos. Malditos vampiros... ¡¡maldita licantropía!! ¡ARGHHH! Pero la simple imagen mental de Emily le sedó el enojo. Antes le costaba tanto trabajo controlar esa emoción... vaya, ¡cualquier impulso lo sacaba de quicio! Es por eso que Sam sufría tanto al lado de Leah en esos últimos meses de su relación. Siempre temió que fuera a lastimarla físicamente... y a fin de cuentas le rompió el corazón. Emily, por otra parte, fue como su salvación, su droga, su sedante; aunque no hay que olvidar que a ella también la lastimó... y no nada más del corazón.

Dos de las personas más importantes en su vida sufrieron grandes consecuencias por su culpa. Eso jamás se lo perdonó. Argh, las cosas no deberían quedarse así; merecía lo peor por esa gran falta que cometió, pensó, algo peor que inclusive la licantropía...

¡Sam, cariño! ¡Ahora regreso! Voy a dejar este estofado en casa de los Clearwater y vuelvo. DIN DIN DIN, su madre acababa de sacarlo de su ensimismamiento. ¡Ésta era su oportunidad! Vamos, ese no era el mejor pretexto, pero sí uno muy bueno para hablar con Leah después de todo.

Quién sabe cómo le hizo, pero logró convencer a su madre de llevar el estofado por ella. ¡Era ahora o nunca! Realmente le preocupaba el estado anímico de su compañera licántropa; quería saber cómo se encontraba, cómo seguía después de la muerte de su padre. En lo más profundo de su corazón todavía la amaba... y procuraba, aunque no como amante, sino como hermana. Con mucho cuidado tomó el plato del estofado, y en menos de 10 minutos se encontró tocando el timbre de la casa de los Clearwater.

Sentía algo en el estómago... aunque no sabía si eran espasmos por todo lo que se había comido en la mañana o si eran nervios por saber que se encontraría frente a frente con Leah.

((reservado para... bueno, ¿es obvio no?))
Subscribe
  • Post a new comment

    Error

    Anonymous comments are disabled in this journal

    default userpic

    Your IP address will be recorded 

  • 14 comments